Villa Clara campeonDespués de una espera de dieciocho años Villa Clara volvió a conquistar el título de la pelota cubana de forma inobjetable.

Colgados del brazo de su refuerzo Jonder Martínez y gracias a la venganza de Ariel Pestano vs Víctor Mesa en forma un de grand slam por el jardín izquierdo, que liquidó definitivamente a la aguerrida guerrilla matancera, la alegría retorno al estadio Augusto César Sandino después de casi dos décadas de frustraciones.

Entre los innumerables carteles de los aficionados, delirantes por el triunfo, destacaba uno muy grande que decía: “GRACIAS VÍCTOR AL FIN NOS HICISTE CAMPEONES”

Y es que Moré pudo en dos años lo que no pudo Víctor en toda su trayectoria al frente de Villa Clara en la que al abandonar dejó un equipo dividido y derrotado (+ bien derrotista), que ahora acaba de recobrar la confianza en sus propias fuerzas.

Precisamente, el actual Director de Villa Clara en su estilo guaposo pero siempre compuesto dio una lección de humildad al de Matanzas al declarar que “gritarle a los peloteros no da ningún resultado y que la fórmula es el tratamiento hombre por hombre” (Aprende Víctor y a lo mejor algún día ganarás algo).

Como premio adicional, Villa Clara irá a la Serie del Caribe con su equipo completo representando a Cuba. Esperemos que por el camino la tenebrosa Dirección Nacional de Béisbol no se baje con alguna circular que cercene el derecho de los que con tantos coj….raje se lo han ganado.

Como buen industrialista sólo me queda reconocerle a los villaclareños su buen juego, su garra,   y  su campeonato; y felicitarles por ser los campeones de Cuba, pero siempre recordándoles que, hasta que demuestren lo contrario sobre el terreno, los azules seguimos siendo sus papás, aunque ahora nos haya tocado ver los toros desde la barrera y apoyarlos a ustedes antes que al impresentable de Víctor Mesa.

!Felicidades campeones!