Abr 20

“Quién se acuerda de mis muertos”

Por: Aries Cañellas Cabrera (ariesmcc@gmail.com)
Hoy es 20 de abril y me despierto temprano para sintonizar desde el inicio la Revista Buenos Días, con la esperanza de que antes de salir para el trabajo pueda escuchar un extenso reportaje –como se hace casi todos los 30 de julio- sobre la masacre de Humbolt 7. Este año cuando salí de casa a las 7:35 aún no se había hecho, espero que lo hayan puesto luego.
Hoy es 20 de abril y mientras escribo estas líneas a las 9:00 am la portada de Juventud Rebelde digital –diario de la juventud cubana- no muestra nada sobre el tema, seguramente lo hará después, espero. La misma situación en Cubadebate. En Granma sí aparece un artículo del periodista Pedro Antonio García.
Hoy es 20 de abril y como cada año mientras camino por mi universidad pregunto a los alumnos que se conmemora, pocos responden; pregunto entonces que se conmemora el 30 de julio, unos pocos más responden.

Continuar leyendo »

Abr 11

Proyectos, sentido de nación y congresos del Partido

7mo Congreso PCC

Por Darel Avalus Zímertan (zimertan@gmail.com)

Los conceptos de “nación”, “patria”, “pueblo”, “clases sociales”, “identidad nacional” y similares tienen historia. Ellos mismos –al fin y a la postre meras construcciones metodológicas afincadas en una porción de la realidad social, verdaderamente– tienen un nacimiento, un momento en que ciertas exigencias socio-cognitivas hicieron visible la conveniencia de su formulación. Por tanto su esencia coincide exactamente con la de esas entidades que en matemáticas se conocen como variables; es decir, las categorías aludidas se modifican constantemente. La única “identidad” que les cabe es la que –al momento de considerarlas– guardan respecto a sí, aun si algunos rasgos de la (llamada) herencia cultural parecen navegar de unas épocas a otras, manifestarse con mayor fuerza después de un aparente letargo, o por el contrario serenar su visibilidad tras momentos de gran lustre.

Humanos como somos todos los habitantes que en este mundo somos conscientes de sí y estamos en capacidad de avizorar el futuro, es absolutamente imposible, por otra parte, que alguno de esos atributos merezca en un grupo social la consideración de “exclusivo” o “eterno”.

Pero si algo tiene poder aglutinador, capacidad de convocatoria de voluntades individuales dispares, son los proyectos. La pujanza de la nación, la altura y brillantez con que se exprese, se originan en la robustez y atractivo aluvial de sus proyectos. Continuar leyendo »

Abr 07

Censura, vox populi, polémicas productivas y ciberchancleteo

Darel Avalus Zímertan

zimertan@gmail.com

Hace poco tiempo, un prominente intelectual europeo, condición fortuita que –por razones de colonialismo económico-cultural– otorga en sí misma preeminencia a su poseedor, mostraba preocupación –digo– al comprobar cómo el pensamiento banal se había enseñoreado de las redes de comunicación humana hasta inutilizarlas para las investigaciones serias: poco de lo que circula por ellas es de fiar.

A este fenómeno –fruto espurio de la aparente, pero esencialmente falsa, democratización de los recursos y la participación taimada en el anonimato–, que puede resultar tan molesto como evidente, aunque no necesariamente malsano, un pensador del patio dio con criollísima jocundidad el sabroso nombre de ciberchancleteo.

Básicamente el ciberchancleteo consiste en hacer afirmaciones sin cautela, sin mostrar respeto por la verdad histórica, sin sentir el prurito civilizador de probar lo dicho, sin vergüenza por el cotilleo, la difamación y la propagación de bulos insostenibles.

Continuar leyendo »

Mar 30

(V) De Humanos – Sistemas Referenciales y Seres Humanos

Darel Avalus Zímertan

zimertan@gmail.com

De la misma manera que es fácil encontrar dos personas que discutan enconadamente sobre un tema con idéntica pasión en defensa de opiniones radicalmente opuestas, siempre me ha llamado la atención el hecho de que los detentores del poder de todas las sociedades sin excepciones documentadas, han asegurado que el fin único que persigue su actividad pública y la sociedad que estructuran es satisfacer las necesidades de los seres humanos… Lo curioso es que tal afirmación se encuentra en dignatarios de sociedades muy diferentes unas de otras, desde épocas incluso en que los seres humanos no constituíamos un “objeto de estudio” para las ciencias y, consecuentemente, nadie podría haber sabido sin ambigüedades cuáles son esas necesidades, puesto que entones la academia ora asumía nuestra especie como “hecho obvio en sí mismo”, ora reconocía la pobreza del arsenal científico para estudiarla, aunque –por fortuna– siempre fue “tirada alguna que otra piedra”.

Continuar leyendo »

Mar 29

La marca urinaria de Obama que indica relaciones normales con Cuba

Por Darel Avalus Zímertan (zimertan@gmail.com)

Los machos de muchas especies de mamíferos levantan algunas de sus patas traseras para dejar su huella urinaria en “su territorio”. Mientras mayor es el animal, su firma miccional alcanza mayor altura, lo cual sirve de alerta a sus dispares congéneres acerca de sus posibilidades físicas si se produjera un encuentro cercano con el marcador del pis. Por tanto, esa micción indicativa es una suerte de referencia en esas especies animales cuya conducta se rige más por el aparato instintivo que por eso que llamamos razón.

Las sociedades humanas de los Países Centrales y Umbilicales (PCyU) tienen otras marcas: desfiles militares, pruebas de armamentos, ferias y exhibiciones bélicas, guerras, represalias y Hollywood.

Los Países Periféricos (PP, no confundir con “el PP”) también tiramos cada cierto tiempo nuestra guapería barriotera para advertir que con nosotros “la cosa” no va a ser jamón.

Lev Nikoláievich Tolstoi, entre otros, divulgó la tesis (clarísima tesis) de que la fuerza no puede doblegar el espíritu humano, y el Mahatma Gandhi demostró en la práctica que las tropas de los PCyU tienen poder para erigir sus banderas en patios ajenos, pero no pueden obligar a los individuos de esos mismos PP (de nuevo no confundir) a rendirles pleitesía: en un final después de la muerte no hay más ná’ y todos vamos a morir. Continuar leyendo »

Mar 07

Hasta aquí he llegado

Las peticiones de que estoy siendo objeto por parte de los funcionarios que vigilan la plataforma Cubava me obligan a tomar la decisión de dejar de escribir en este blog:

Hace un par de días recibí un mensaje en que se me informaba que algunos comentarios habían sido señalados por el Ministerio como problemáticos y que violaban las condiciones de uso de Cubava. Como no se puede discutir con el que tiene la pistola (como dice un buen amigo mío) y no tengo, además las ganas de hacerlo, he decidido recesar mi labor como bloguero.

Siempre he tratado, a mi juicio, de cumplir con lo establecido por Cubava y he exigido por su cumplimiento; curiosamente, para algunos nunca será suficiente… y una vez que estás en la lista, estás en la lista.

No los critico, porque cada cual tiene sus responsabilidades y las cumple como mejor le parece, según su raciocinio y convicciones. Pero si la continuación de este espacio exige que haga concesiones de principios – y diga diego donde dije digo, o elimine comentarios que en un momento aprobé, no por compartirlos, sino porque pensaba que en nada dañaban el prestigio de la Revolución y nuestros dirigentes y, por el contrario favorecían el debate al que nos ha llamado el Presidente de la República – entonces no puedo seguir con El Colimador y es mejor dejarlo ahora.

A Cubava le deseo la mejor de las suertes, siempre la he defendido y lo seguiré haciendo (nada cambiará eso); sólo lamento que poco a poco el espacio se vaya viendo reducido a la bobería farandulera y la genuflexión descabezada (si es que semejante cosa puede ser).

Los contenidos publicados permanecerán visibles hasta que el blog caduque por inactividad o la administración lo cierre por cualquier razón. Aunque tengo un impulso de eliminarlo ahora mismo no lo hago para que algunos no vayan hablando boberías y pensando lo que no es y porque, hay aquí entradas que no me pertenecen y sobre las que no tengo el derecho de tomar decisiones.

Gracias a todos los que me honraron con sus comentarios a lo largo de estos cinco años. Nos encontraremos por ahí. Un gran abrazo, y ya vendrán mejores tiempos.

 

Mar 07

El colimador de luto.

El pasado sábado 5 de marzo falleció en la Habana en su casa de Nuevo Vedado, Marta Jiménez Martínez viuda de Fructuoso Rodríguez, mártir del Directorio Revolucionario 13 de marzo.

Martha Jiménez, miembro activo del DR13 ella misma, tuvo una intensa vida clandestina, tanto desde el DR como desde Mujeres Oposicionistas Unidas.

Al triunfo de la revolución trabajo en Relaciones Exteriores. Una de las principales tareas que enfrentó en los inicios de la Revolución fue la búsqueda de pruebas que permitiesen el enjuiciamewnto a Marcos Rodríguez el traidor de Humbolt 7.

El Colimador expresa su más sentido pésame a sus familiares y amigos cercanos.

Mar 03

+fe El extraño caso de mis estudiantes de mecánica.

Por Aries M. Cañelllas Cabrera (ariesmcc@gmail.com)

El colimador publica hoy una entrevista con jóvenes estudiantes universitarios, quienes por su cuenta, y movidos sólo por su interés y responsabilidad social han creado un abarcador proyecto para incidir en su comunidad universitaria y en su ciudad.

Exhortamos a nuestros lectores a seguir el camino de estos jóvenes, y por qué no a ayudarlos en todo lo que les sea posible.

¿Qué significa +fe? El Proyecto ” +fe” es un Proyecto Artístico Socio Cultural. Funciona como una plataforma para el progreso social. Como una necesidad de crear conciencia en nuestros tiempos.

¿Quiénes conforman el proyecto +fe? Lo integramos dos estudiantes de 2do y 5to año de la carrera Ingeniería Mecánica en la Universidad de Matanzas, Adier Enrique Martell Herrera y Miguel Alejandro Bou González.

¿Por qué crear un proyecto? Los proyectos son la mejor alternativa para crear unión entre las personas y brindan herramientas para el desarrollo social.

Continuar leyendo »

Mar 02

Fe en la sindéresis – Otra nota sobre economía

Por Darel Avalus Zimertan

Zimertan@gmail.com

Hace poco más de un año, el infatigable amigo Ruslán tuvo a bien publicar un textículo firmado por mí en el que afirmaba que, a falta de dos vocablos en lengua española, el mismo término “economía” designa tanto a esa suerte de maquinaria con que cuenta un grupo social para la producción de los bienes que exija la reproducción del modo de vida de ese grupo, como al compendio de descripciones teóricas relativas a su funcionamiento.

Esa es una visión algo ingenua quizá, pero tan poderosa y racional que ayuda a personas sin preparación académica discriminatoria a orientarse en el maremágnum de expresiones tecnicistas cuyo valor radica muchas veces en la oscuridad tendenciosa que aportan al “discurso cotidiano” para provecho de las minorías que pagan a sus “iluminados” tecnócratas.

Por eso, mucho me asombraron las críticas al artículo cuya argumentación básica consistía en realizar… apelaciones a ciertas autoridades. “¡¿Una ‘máquina’ –dice este?! Pero, ¡qué barbaridad! ¿Qué habría dicho Fulano de leer semejante afirmación?”, exclamaban no sin un dejo de sorna algunos críticos que se esforzaron con particular fiereza en convencer a todos los restantes lectores de que –a diferencia del profano autor– ellos  sabían de qué estaban hablando. Continuar leyendo »

Mar 01

Nuestros jóvenes, ¿apolíticos o apáticos?

Por: Annoris Pérez Vázquez. annorispv@gmail.com

Hoy estaba leyendo artículos en algunos blogs y en el de La Joven Cuba encontré un escrito de mi amigo y colega Harold Cárdenas haciendo referencia a su preocupación por el comportamiento apolítico de nuestra juventud, tema que a mí en lo personal me preocupa grandemente desde hace tiempo pues, en 23 años de docencia en primer año de carreras universitarias, he podido comprobar que el fenómeno es más que alarmante. No voy a contarles que dice el artículo, les exhorto a leerlo, solo quiero destacar dos cosas. La primera de ellas es que considero que las causas de dicho problema son más profundas y van mucho más allá de las tenidas en cuenta por Harold; lo segundo es que no creo que solo sea un caso de apoliticismo, sino peor aún (y a riesgo de que Ale me considere un poco o muy quejona como en mi comentario anterior) de apatía.

Considero que la juventud es un estado en la vida de los seres humanos que se caracteriza, entre otras cosas, por una necesidad intrínseca y prioritaria de ir en contra de e intentar barrer con todo lo establecido por el mero hecho de comprobar que es posible hacerlo, en muchos casos incluso sin detenerse a valorar las posibles consecuencias. Tal vez sea esa una de las razones por la que se le considera el periodo de las grandes pasiones, de las grandes locuras, porque la juventud lleva en sí, en la mayoría de los casos, la fuerza y el ímpetu de las grandes obras, en que la emoción es más fuerte que el miedo y el tomar el cielo por asalto es algo de casi todos los días sin otro recurso que el deseo de hacerlo. Continuar leyendo »

Entradas más antiguas «